Poner las hormonas a tu favor

Leelo en voz alta “pongo mis hormonas a mi favor”.  ¿Suena lindo decirlo, verdad? 

Pero ¿qué significa? Voy a darte el marco para que entiendas desde donde te hablaré:

Me voy a enfocar en las hormonas de la ciclicidad, sexualidad y fertilidad femenina. 

Escribo desde un punto de vista fáctico, porque como ya sabés no soy científica.

Pero si te puedo contar que:

  1. Durante 19 años desactivé mi ciclo ovulatorio por indicación médica a los 16 años y sin saber qué implicaba.
  2. Porque mis análisis de laboratorio daban resultados que por años me encasillaron con “síndrome de ovario poliquístico”
  3. Porque cuando me precupé sobre el tema porque no quedaba embarazada (a mis 35)  me dijeron que no tenía solución, pero leí mucho sobre hormonas y ciclicidad, y lo mejor, lo pude poner en práctica. 
  4. Antes me decían “tenés SoP” y  “sos esteril” y ahora me dicen “cuidado que sos muy fértil” y tengo 45 años.
  5. Hoy sé en qué fase estoy, cuándo mis hormonas están reguladas y cuando no. Lejos estoy de poder estar al 100% al servicio del cuidado de mi cuerpo, pero sé qué me hace bien en cada etapa, para qué estoy y para qué no. A veces puedo atenderlo, a veces no. Pero estoy en paz porque lo sé y me puedo hacer cargo.

 

Así que este es un artículo para esta puesta en práctica. Primero reflexionemos sobre qué significa “poner a mi favor”

Si mis hormonas son parte mío, ¡¿cómo podrían estar “en mi contra”?!!

Claro… si es posible!! porque cada vez que siento que deseo algo y no llega, me doy cuenta que hay una incoherencia dentro mío, como que por ahí parte de mi mente racional dice “quiero esto” pero la parte de mi mente a la que no puedo acceder con el pensamiento racional, y la que genera los químicos en mi cerebro que dan las órdenes a las glándulas, puede estar transmitiendo una información diferente.

Entonces de lo que se trata todo esto en definitiva es de estar en coherencia interna, pensar y sentir en la misma dirección, para que el cuerpo pueda desencadenar los químicos que vayan en este sentido.

Hablando entonces de lo que te trae por esta comunidad, te dejo finalmente espero reflexionando sobre algunos temas, y luego con unas propuestas prácticas.

 

1-Conocé a fondo tu ciclo ovulatorio

La información es poder. No nos han enseñado a conocer en profundidad nuestro ciclo, en general solo sabemos “me viene cada…” “me duele” “soy regular”. Más allá de la duración hay tantas cosas más importantes… nuestras hormonas, órganos y su interrelación encierran poder. El poder de conocernos y lidiar con las cuatro mujeres que somos en cada ciclo.

Te recomiendo fuertemente y más frente a la maternidad deseada y posible que empieces por la base biológica, el ABC de la fertilidad femenina. 

Si ya hiciste tratamientos y te sentís grande, debo decirte que yo me sentí así en su momento. En un círculo aprendiendo qué podía tener que ver la luna con mi ciclo ausente frente a chicas 10 años más jóvenes que yo. No importa…. lo que ya pasó pasó. Lo importa es lo que SI podes hacer hoy por vos misma, tu cuidado y tu salud reproductiva. Que es mucho más de lo que creés seguramente….

 

2-Respetá tus necesidades

Una vez que conoces tus energías y necesidades propias de cada fase y de tu forma particular de vivirlas, escuchalas.

En mi caso al menos, muchas veces paso por alto lo que me sucede en las fases introspectivas, porque me siento más identificada con las expansivas, las de más actividad intelectual y exterior.

Pero cuando me escucho y les doy lugar, con un poquito de descanso y ser amorosa conmigo en esos momentos, lo paso mejor y afloran cuestiones interesantísimas que en otros momentos están en sombras. 

También de esta manera puedo detectar la necesidad de ajustes. Ejemplo: cuando como muchas harinas refinadas por procesos de angustia en la fase premenstrual, sé que me siento inflamada. Si puedo estar presente hago el ajuste y cede la inflamación y descanso mejor. Probá y contame!

 

3-Sé activa con el cuidado de tu cuerpo

Con esto no solo me refiero a elegir algún tipo de actividad física que te guste (fundamental para mantenerla en el tiempo). Puede ser algo no tan estético pero que por dentro te de motivación y vitalidad y eso vale. 

También me refiero a estar más atenta, en registro de las sensaciones físicas. Toda emoción recorre el cuerpo. No hay emociones buenas o malas, hay fáciles y difíciles pero todas son válidas y nos dan una información. El problema es rechazarlas tanto que perdemos el registro, el problema es negarlas. Por eso emociones y cuerpo están estrechamente ligadas. Cuidando uno, respetas las otras.

 

Si querés saber más sobre cómo conocer y respetar tu ciclo menstrual ovulatorio, te ofrezco investigarlo y experimentarlo. Hacé click : Taller Fértil Nivel Capullo / Taller de Ovarios

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.