3 Claves de la Biodecodificación y la Fertilidad

En 2016 hice Biodecodificación por primera vez, me lo recomendaron para entender la relación de mi historia con mi infertilidad. 

 

En 2018 me formé en Biodecodificación Rizoma para conocer más y poder compartir la herramienta. ¿Por qué lo hice? Me sorprendió que la totalidad de las personas que llegaban a Nidra Mater me contaban algún evento en su gestación, nacimiento, o en la vida de sus ancestros que podía denotar que para esa persona el “recibir hijos” fuese un acto digno de ser evitado. Por ejemplo: sucesión de mujeres abandonadas al tener hijos. Mamás y abuelas con pérdidas gestacionales.

 

Durante los primeros años de Nidra Mater y hasta 2020 compartí la herramienta en sesiones individuales pero en 2021 incorporé los conocimientos y ejercicios prácticos en el Programa Integral de Fertilidad y hoy específicamente en el Taller Flor

 

Desde mi formación sólo recibí personas buscando concebir, o ser mamás o papás por lo cual esto vino a complementar mi conocimiento al respecto y como sé que es un tema que despierta curiosidad me atreví a pensar 3 claves para incluir estos profundos y reveladores temas en la integralidad del trabajo de preparación para la llegada de un hijo, en la preconcepción.

 

Vamos entonces con las 3 claves:

 

1- Identificar los estados emocionales predominantes en tu mama durante tu gestación, nacimiento, y primeros años de vida

 

2- Identificar y hacer un corte de tu carga transgeneracional

 

3- Reprogramarte a partir de ahora

 

Te cuento un poco de cada uno:

 

1-Identificar los estados emocionales predominantes en tu mama durante tu gestación, nacimiento, y primeros años de vida

 

Cuando preguntamos a nuestra mamá si está disponible, lo que nos suelen decir es algo como “fue una gran felicidad que llegaras, te queríamos” pero hay que ir más profundo, averiguar con otras personas cercanas y sobre todo activar la intuición. Hay mamás que tuvieron que dejar trabajos o estudios que deseaban durante los embarazos, hay otras que se sintieron solas. Otras con eventos traumáticos o estuvieron tristes o enojadas.Nada está bien o mal. Es lo que es. Saberlo es el primer paso. En nuestra vida intrauterina y hasta los primeros años luego del nacimiento mamá y bebé comparten el campo emocional y el bebé por su etapa de desarrollo no tiene la  posibilidad de distinguir entre lo propio y lo ajeno. Para eso hay herramientas que se llaman de “renuncia al proyecto sentido” o “cortes”. Sobre esto te cuento más en el punto 3.

 

2-Identificar y hacer un corte de tu carga transgeneracional

 

Por ejemplo, mi caso: mi abuela materna de estrecha relación con mi madre falleció cuando yo era gestada. Mi mamá lo  transitó con mucho dolor y pensando que podría hacerme “mal” (intuyo que se reprimió bastante por esa creencia de que ponerse triste era “malo” para el bebé). 

 

En mi armado de árbol también tomé conciencia de que era doble de mi abuela paterna (por fecha de nacimiento) y que su propia madre había fallecido en su parto. Aclaración por aquí, no saques conclusiones anticipadas porque cada caso es diferente y requiere un análisis profundo.

 

 En mi búsqueda de maternidad frustrada, identifiqué que inconscientemente podría estar decodificando que si yo gestaba, significaría la “muerte” de mi madre. Ya había tomado conocimiento que dos mujeres de mi clan habían fallecido durante la gestación o nacimiento de sus hijas El primer paso es la toma de consciencia. A veces estas informaciones se ocultan por culpa o vergüenza generación tras generación. 

 

3-Reprogramarte a partir de ahora

 

La buena noticia es que podemos hacer cortes, a través de rituales, meditaciones y actos psicomágicos, entre ellos las constelaciones. Varias son las herramientas que podemos utilizar para una vez tomada la consciencia sobre el hecho decirle a nuestra “sombra” (lo que está bajo la superficie) que no tenemos por qué seguir repitiendo aquello que se viene dando en nuestro sistema familiar. A esto llamamos cortes o renuncias. El primer efecto es sentirse más livianas. El segundo… la verdad es incierto. Puede ser un corte para vos y todo tu clan pero no hay garantías. Eso sí, vale la pena intentarlo, porque nada de todo esto tiene contraindicaciones. 

 

Puede ser una ensalada si nunca estuviste en contacto con estos temas. 

Para que los entiendas y los compruebes por vos misma, conocé por dentro mi Taller Flor que viene a traer a la luz estas claves para que las puedas aplicar a tu historia, entre otros temas de integración.

 

Con amor siempre

Jor

 

 

Si querés saber más tocá el siguiente link: Quiero saber más sobre cómo me pueden acompañar.

 

 

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.